DE PADRES CANTORES, HIJOS JILGUEROS…

 

max ernst Virgen

¿Qué esperamos los padres de los hijos?

Imaginas su rostro, el color de su piel, preguntándote qué rasgos tendrá, si será niño o niña… escuchas la frase “lo que sea pero que nazca bien”.  Esperas con ansia, cuando después de un parto complicado o de una tranquila cesárea, tienes por primera vez a ese pequeño desconocido entre tus brazos, descubres parte del misterio de la vida.   Y desde ese momento, como amor a primera vista empiezas a aprender a quererlos.

Por lo general nacen rojos, feos,  consternados por el cambio de ambiente, con un mar de necesidades urgentes, descubriendo la  frustración, que ahora pueden desahogar con el llanto, y que les acompañará  por el resto de su vida. Las expectativas de los padres que desde ahora le buscan encontrar parecido, muy pronto otras metas mayores: que se siente por si solo, que dé sus primeros pasos, que diga la primera palabra.  ¡En fin! Cada día para ese pequeño ser representa un nuevo reto.

El nombre…  Hay quien, para su elección, busca los atributos por asociación del significado o cualidades de personas conocidas del pasado: los Carlos serán conquistadores, las Claudias por su lado  muy coquetas; a mí por ejemplo  Diego  me hace pensar a un niño inquieto, en cambio Julieta será siempre una romántica. En algunas familias perdura la espantosa tradición, de llamarles como el padre o el abuelo, marcando para siempre a un inocente con nombres como Hermenegildo, que me suena a alguna hierba de olor o Gorgonia….¡Pobres infantes!.

Pasan algunos años, llega el primer día de escuela. Confieso que lloré más que ellas. Te das cuenta que poco a poco se volverán más independientes, capaces de tomar decisiones y de rebelarse a tus deseos y peticiones; porque ese es un error en el que sueles incurrir: no aceptar que los hijos no son tuyos, que sólo te corresponderá guiarlos por un tiempo determinado,  que debes aprovecharlo para brindarles amor y autoestima, para que un día puedan extender sus propias alas y volar. Otro error es esperar que logren metas que tú no conseguiste, sin tomar en cuenta sus gustos o talentos. Realmente creo que nadie te enseña a ser padre o madre, siempre puedes equivocarte. La vida te pasará factura por lo que supiste o no supiste hacer. Mientras llega ese momento hay algunos días en que las perretas o pleitos entre hermanos te hacen cuestionarte para qué te habrás metido en esto de la paternidad… hay otros en que, después del beso ritual, al verles dormir plácidamente, la vida te devuelve un poco de calma y tibieza al corazón, pues sabes que una buena dosis de amor, aceptación y paciencia puede obrar maravillas. Mejor será dejar de lado las expectativas mirando la realidad, comprender que aprender a querer a los hijos tal como son, nos ahorrará muchos sinsabores y a ellos les permitirá volverse arquitectos de su propio destino.

Anuncios

10 comentarios

  1. madamebovary · · Responder

    “A menudo los hijos se nos parecen…”
    Y un pequeño regalo.

    Un beso.

    1. Hermoso tema, Gracias Emma 🙂

  2. Parafraseando a alguien cuyo nombre no recuerdo, no debemos olvidar que el mismo día en que ellos se reciben de hijos nosotros nos recibimos de padres. no hay otra opción, entonces, que aprender a andar ese camino juntos y, como adultos, intentar equivocarnos lo menos posible. De todos modos, somos padres, pero antes que eso somos humanos y errores vamos a cometer. Sin juicios, sin dolores excesivos, permitámonos aprender junto a ellos.
    Cariños.

    1. Me alegra mucho tu visita y tus palabras Querido Borgeano, a veces verdaderamente quisiera lanzar la toalla, ser padre y madre a veces no es sencillo, entonces tomo aire de nuevo y continuo con éste aprendizaje que me toco vivir. Besos

    1. Pues ni más ni menos, mi pequeña parece la protagonista del vídeo, a veces creo que me sacará canas verdes volviéndose estrella de rock ( algo que aquí entre nos ¡me encantaría!)
      Abrazos Super Duque 🙂

  3. Me ha gustado especialmente la imagen jejejeje El texto muy cierto, bien lo sabemos! un beso.

    1. Sí, yo me estoy enamorando de la obra de Max Ernst, es simplemente genial, abrazos Querida Nieves 🙂

  4. En mi tierra hay una frase que dice “el hijo que no se parece al padre es un marrano” y bueno a veces puede no ser tan bueno parecerse al padre…………
    Un Abrazo Shira 🙂 .

    1. Bueno, no cabe duda que cada día se aprende algo nuevo, ese dicho me resulta muy interesante, pues pudiera interpretarse de varias formas, yo siendo tan curiosa echo a volar la imaginación…
      Gracias por tu visita Joaquín, Besos

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Lire dit-elle

Lire, Aimer Faire Lire, Enseigner...

Crónicas de ave

Del mundo siempre me he tenido a mí misma.

pidotiempo

un diario para escritores, un taller de escritura, un respiro poético; una excusa para salirse del apuro de vivir

Las princesas también friegan

Análisis y crítica cultural desde los feminismos y mucho más...

Garabatos y Ringorrangos

Blog de Germán Machado Lens

NO SOLO DUELEN LOS GOLPES -PROYECTO-

En este monólogo teatral, Pamela Palenciano propone, desde una experiencia de pareja en la que vivió maltrato, abuso y sometimiento al poder y la violencia de la masculinidad patriarcal, una mirada al tipo de relaciones que mantenemos en el marco del patriarcado, construyéndolas y padeciéndolas.

JazZ / Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música

La Maleta de Max F.

Donde todo cabe...

Cuentos inacabados

Literatura y otras cosas

Las lecturas de Guillermo

Libros para todos y muchas cosas más

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

Niala-Loisobleu

Les Planches courbes de Yves Bonnefoy Et si demeure Autre chose qu'un vent, un récif, une mer, Je sais que tu seras, même de nuit, L'ancre jetée, les pas titubant sur le sable, Et le bois qu'on rassemble, et l'étincelle Sous les branches mouillées, et, dans l'inquiète Attente de la flamme qui hésite, La première parole après le long silence, Le premier feu à prendre au bas du monde mort.

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

Gallego Rey

Blog Personal de Gallego Rey

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

A %d blogueros les gusta esto: