Gracias a la vida

El velorio José Jara 1889

El adiós se presentía, se avecinaba silencioso, cargado de recuerdos, de buenos momentos, marcando el fin de un período, ése al que todos llegaremos tarde o temprano, que nos conmueve, que nos sacude, más aún cuando nos vemos cercanos a una nueva condición. Sabía que esto ocurriría; los días en el hospital fueron cansados, cargados de tensión, de respirar entre dolores y sueros. El escuchar en mi propia voz en el ipod, muy cerca de la madrugada, Palabras para Julia, liberó  mis emociones con una caudalosa cascada de lágrimas, inundando mis ojos. Sin embargo, esas palabras que algunas vez otro padre dedicara a su hija, me reconfortaron; me hablaron por él, me llenaron de fuerza para aceptar que la vida es como un río, y que tenía que dejarlo fluir. Sabía que ésa era la despedida; sabía que no habría otra noche juntos. Al sostener su mano en esas horas recorrí con mi memoria y en su compañía muchas andanzas: alegrías, tristezas, viajes, canciones, así como la profunda terquedad y rebeldía que ambos compartíamos.  A la mañana siguiente me pidió un beso y esa fue la última vez que sentí su tibia mejilla junto a la mía. La familia, los amigos, nos acompañaron. Yo estaba muy tranquila, me despedí de él cantando un himno a la vida de Violeta Parra; que para mí resumía con gratitud los años vividos, gratitud por haber podido compartir con él mis ideas y saber que no había dejado de decirle: Te quiero Papá.

Anuncios

4 comentarios

  1. Alguien dijo, alguna vez “No hay color para el luto”, frase que podría, hoy, parafrasear diciendo “No hay palabras para el luto”. Leer esta entrada tuya y quedar austero de decires fue un acto inevitable. Sólo nos queda acompañarte en estos momentos y recordar aquella frase de Charles Chaplin: “El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra el final perfecto”.

    Un fuerte abrazo.

    1. Gracias, creo que cuando sentimos cercana la muerte es cuando sentimos también la soledad, como fiel compañera,son momentos íntimos de reflexión, de poner en la balanza la vida misma, el sentirse acompañado aligera la carga.
      Abrazos querido Borgeano

  2. Mucha fuerza para ti

    1. Gracias Zenaida, por tu visita y tu aliento, Bienvenida a ésta tu casa.
      Abrazo 🙂

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Maleta de Max F.

Donde todo cabe...

Cuentos inacabados

Literatura y otras cosas

Las lecturas de Guillermo

Libros para todos y muchas cosas más

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

Niala-Loisobleu

Il n'y a plus d'âge pour découvrir qu'on peut naître qu'un enfant jusqu'au bout comme mourir sans l'avoir jamais été...N-L (Mes Euphémismes 16)

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

gallegorey

Just another WordPress.com site

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

loquemeplace

Y mi mente viaja a lugares que no conozco

theeuterpemusesite

Música para el alma

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Yellingrosa's Weblog

Poetry, Visual Arts, Music and IT Tech

Media de Bravas

Harder, better, faster y también stronger

metáfora de un grito

De los silencios donde nacen los versos.

En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

A %d blogueros les gusta esto: