Soledad

La aventura de una muchacha. Paul Klee

 

Soledad

 

Nadie va a salvarnos.

Ni el amor, ni la fe, ni la palabra.

Nadie va a saber que fuimos tantos

embarcados en el haz de la ternura,

angustiados y desnudos,

errantes y remotos.

 

Nadie hablara por nadie.

A cada quien se le rompe el alma

con sus propios días mal escritos

o se le seca la espiga del mundo

cuando apenas la roza con sus manos.

 

Nadie va a defendernos

de la querella del silencio

ni a amarrarnos el nudo de la vida

o de los zapatos.

Nadie va a lavarnos de noche el corazón

con las gotas apuradas del sueño o del cariño

para aliviarnos del rudo, misterioso animal

que ama y carga nuestro nombre por el mundo.

 

Nadie va a salvarnos

de morir siempre a destiempo

prematura o viejamente agradecidos de lo simple,

aguerridamenfe tristes, y juntos, en la muerte.

Nadie va a mirarnos rodar en la ceniza

(somos incompetentes para la eternidad).

Nadie buscará los sitios

donde trazamos el alma alguna noche

con el mudable entusiasmo del amor o del instante.

No quedará tal lugar.

No quedarán los aromas ni los días ni los ecos.

 

Nadie va a explicarnos

porque estar aquí es ver morir una estrella en la nieve,

prender una fogata en la noche,

quemarnos los parpados con lágrimas azules,

fumar un cigarro antes de que la lluvia termine.

 

No tenemos tiempo de saberlo todo ni de amarlo todo.

Nadie fabrica el pan de lo divino.

Hemos jurado tantos nombres en vano.

y hemos caído alguna noche de rodillas

cerrando los ojos

porque el silencio fue la única oración

que guardaron nuestros labios,

pero no basto para decirle a dios

que estamos solos.

 

Solos frente a la primera lluvia

de una infancia de aguaceros,

frente a los trenes negros de una interminable madrugada,

bajo la sombra del oyamel

que perfumó las manos de mi abuela

en una helada montaña donde aprendieron mis pies a caminar.

 

Solos junto al grito de dolor de los que se aman,

solos en el instante desnudo de la gracia o la verdad

solos junto al fruto

de ese cuerpo que amanece en nuestros brazos.

 

Solos en la espesura ancestral de nuestros muertos

y en los barcos donde zarpa la dicha o la amargura

y junto a ese desconocido que todos los días

se quita lentamente la máscara, el abrigo y las palabras

frente a la noche del mundo.

 

Nadie va a salvarnos.

Nadie va a saber que lo sabemos.

Jorge Fernández Granados

Anuncios

2 comentarios

  1. Maravilloso texto; poesía pura por donde se lo mire. No hay mucho más que decir cuando se encuentra algo así, ya que la poesía habló por sí misma y dijo todo lo que había que decir. Sólo resta agradecerte ti por haberla compartido.

    Un abrazo.

    1. En efecto, cuando la poesía aparece el espítitu levanta su vuelo y sobran las demás palabras.
      Abrazos.

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

JazZ / Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música

La Maleta de Max F.

Donde todo cabe...

Cuentos inacabados

Literatura y otras cosas

Las lecturas de Guillermo

Libros para todos y muchas cosas más

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

Niala-Loisobleu

"La poésie est un territoire où toute affirmation devient vérité. Le poète a dit hier : "la vie est vaine comme un pleur" , il dit aujourd'hui : "la vie est gaie comme le rire" et à chaque fois il a raison. Il dit aujourd'hui : "tout s'achève et sombre dans le silence" , il dira demain : "rien ne s'achève et tout résonne éternellement" et les deux sont vrais. Le poète n'a besoin de rien prouver ; la seule preuve réside dans l'intensité de son émotion. "Milan KUNDERA: La vie est ailleurs"

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

gallegorey

Just another WordPress.com site

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

loquemeplace

Y mi mente viaja a lugares que no conozco

theeuterpemusesite

Música para el alma

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Yellingrosa's Weblog

Poetry, Visual Arts, Music and IT Tech

metáfora de un grito

De los silencios donde nacen los versos.

En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

A %d blogueros les gusta esto: