Escalofrío

 

 

DSCN3723Eran las seis y media de la mañana, el canto de los gallos me depertó, algo insólito, era la primera vez que escuchaba tantas aves juntas invocando al sol, casi una plegaría; la noche anterior después de llegar a ese hemoso pueblo con  reloj musical localizado enmedio de un bosque de encinos , nos instalamos en  unas hermosas cabañas, la noche y la lluvia pronto nos envolvieron, nosotros estabamos  maravillados por el paisaje y el intenso olor a pino, el escritor no tardo en encender la chimenea con la escasa leña seca que nos habían dejado, entre los dos preparamos la pasta para la cena y brindamos con jugo de uva (que fue lo mas decente que pudimos conseguir en aquel pintoresco lugar) nos sentamos a mirar la danza del fuego y las llamas en un ritual casi  hipnótico, entre risas y plática hasta que el fuego se consumió.

La lluvia continuaba inundando la tranquilidad de la noche, cuando en la profunda oscuridad del bosque me inquietó el sonido de dos camiones que se acercaban, pude ver sus luces,  se estacionaron a escasos metros de la cabaña, al lado de la gran construcción, de la que ignorabamos qué función cumplía en ese centro ecoturistico que tenía como principal atracción los estanques de cría de trucha arcoiris.

Yo que soy curiosa esa mañana no pude evitar salir de la cabaña a investigar en qué lugar estaban tantos gallos que competían con sus cantos tempraneros; él seguia dormido,  tomé mi chamarra y una frazada, con mi cámara registré aquel momento; el canto de los gallos, mis pisadas sobre la tierra roja y el sonido del rio a punto de desbordarse quedaron grabados en video; no así el escalofrio que recorrió mi cuerpo al descubrir adosados en jaulas a un costado de la montaña a más de 50 gallos de pelea en sus respectivas jaulas, aquel edificio era para llevar a cabo peleas de gallos clandestinas y los camiones que se habían estacionado la noche anterior ahí estaban cargados de madera, seguramente sustraída del bosque de manera ilegal en espera de la oscuridad de la noche para continuar su ruta clandestina; en silencio regresé a la cabaña.  Aún nos restaban  cuatro noches en aquel lugar…

DSCN3792

Anuncios

4 comentarios

  1. ¡Genial! Me encantó esa crónica por lo que transmite y por el estilo en que fue escrita. hace un par de días encontré un diario con unas pocas notas de hace casi dos años; lo que sentí al leer esas páginas me pareció más evocador que lo que pueden transmitir cualquier fotografía (los olores, por ejemplo). Supongo que a ti te debe haber ocurrido algo similar al leer tus notas (¿o lo escribiste todo apelando a tu memoria? siento curiosidad por saber eso).
    Sea como fuere, me pareció un texto estupendo.

    Un abrazo.

    1. Tengo la fortuna de tener una muy buena memoria 🙂 , a veces tomo notas en mis eternas compañeras: la libretitas, en esta oacasión lo que detonó el recuerdo y la escritura fue la presentación de una novela para niños a la que asistí el sábado pasado; devoré el libro ( antes que mi niña) “Olivia , el bosque y las estrellas” que toca un tema poco común para historias de niños como es la desaparición de personas, tomando el caso de Cherán y de su lucha por defender los bosques de la tala clandestina; me toco vivir muchas cosas en la Caravana Cultural; ahora con cierta distancia encuentro que tengo bastante material de inspiración ; como creo que tu también tienes de tus experiencias de viaje; así que a escribir querido viajero.
      Abrazos.

  2. Tu prosa poética de algo que se intuye idílico conduce a un final doloroso ante tal descubrimiento.
    Un abrazo.

    1. Gracias Isabel, a veces hay cosas que nos superan, que están más allá de nuestra imaginación y de nuestra posibilidad de hacer algo para que cambien, la impotencia de saber los bosques talados por personas sin escrúpulos me revuelve el estómago, algo que se debe hacer es romper el silencio. Abrazos.

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Maleta de Max F.

Donde todo cabe...

Cuentos inacabados

Literatura y otras cosas

Las lecturas de Guillermo

Libros para todos y muchas cosas más

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

Niala-Loisobleu

Il n'y a plus d'âge pour découvrir qu'on peut naître qu'un enfant jusqu'au bout comme mourir sans l'avoir jamais été...N-L (Mes Euphémismes 16)

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

gallegorey

Just another WordPress.com site

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

loquemeplace

Y mi mente viaja a lugares que no conozco

theeuterpemusesite

Música para el alma

Luciano Escribe

Ficción - Cuentos - Historias - Poesía - Cartas - Reflexiones - Alegorías

Yellingrosa's Weblog

Poetry, Visual Arts, Music and IT Tech

Media de Bravas

Harder, better, faster y también stronger

metáfora de un grito

De los silencios donde nacen los versos.

En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

A %d blogueros les gusta esto: