Infinitas presencias

04-four-ages-in-life-1902

Quién creó el mundo?
¿Quién dio forma al cisne, al oso negro?
¿Quién hizo al saltamontes?
Me refiero a este saltamontes,
el que acaba de saltar en la hierba,
el que ahora come azúcar de mi mano,
el que mueve las fauces de atrás para adelante y no de arriba abajo,
el que mira a su alrededor con enormes ojos complicados.
Ahora levanta una de sus patas y se lava la cara cuidadosamente.
Ahora de pronto abre sus alas y se va flotando.
Yo no sé con certeza lo que es una oración.
Sin embargo sé prestar atención
y sé cómo caer sobre la hierba,
cómo arrodillarme en la hierba,
cómo ser bendita y perezosa,
cómo andar por el campo,
que es lo que llevo haciendo todo el día.
Dime, ¿qué más debería haber hecho?
¿No es verdad que todo al final se muere, y tan pronto?
Dime, ¿qué planeas hacer con tu preciosa, salvaje, única, vida?

Mary Oliver

A veces hay que perderlo todo para encontrarlo todo, solamente quien se vacía por completo puede llenarse de nuevo, nacemos guerreros, hay luchas que cansan, otras nos fortalecen, la verdadera conquista es interior, en nuestro propio ego, ese camino de transformación nos compromete a descubrirnos, a perdonarnos, a aprender cada lección y volver a repasar las opciones, derribar lo que nos paraliza sólo por miedo, elegir nuestras batallas aceptar que el tiempo avanza, nuestra piel estrena cada día nuevas arrugas, suaves cicatrices.

Fui invitada a dar una mezcla de charla con pequeño taller de canto a un grupo de ancianas que tiene a bien reunir una mujer que de manera entusiasta las recibe en su casa, alejando su viudez y suerte de nido vacío; llegué temprano, poco a poco aquella sala volvió a poblarse de risas y platicas. La más anciana con cerca de noventa años era una mujer que viajo por todo el mundo, sus ojos grises consiguieron proyectar una breve película al recordar aquellos días en que viajo a la Gran Muralla China, recorrió las calles de Berlín o cuando voló a Egipto, hoy vive sola, prefiere su independencia.  También le brillaron los ojos y nos regaló la mejor de sus sonrisas Juanita insistiendo en que no puede caminar sin tacones, mostrando sus zapatillas nuevas de dos y medias pulgadas de alto evocando las tardes en que iba a bailar con sus novios.  Una a una iban compartiendo experiencias, más alegrías que tristezas, ninguna de ellas habló de enfermedad, algunas se rieron al confesar que en sus casas tienen prohibido a sus nietos usar sus celulares y que los recogen en una canastita tan solo entrar. Salí llena de energía, cargada de alegría pues cuando les hable de mi vida, de mis causas y azares, todas me escucharon con atención, me hicieron sentir la empatía de su cálida aceptación.

El momento que  viven ellas es otro, atrás quedaron los miedos, la vanidad, la competencia, queda la dulzura, las horas lentas, los pensamientos cargados de recuerdos, además de cantar con ellas pude disfrutar de su infinita presencia.

Anuncios

3 comentarios

  1. Llegue acá por la poesía de Mary Oliver. Me encanto como lo relacionaste con tu experiencia. Dicen que la vejez es la segunda niñez y en muchos casos, teniendo conciencia plena ya que se ha recorrido toda una vida.

  2. El miedo nos atenaza y no nos permite buscar lo que nos haría más felices, y solo cuando ya tenemos bastantes años o nada que perder somos capaces de enfrentarnos a esos miedos o apartarlos a un lado.
    Bella canción.

    Besos.

  3. El comentario de Alberto es lo que me hubiese gustado decir a mí. Creo que a veces los ancianos (lo hemos visto de primera mano, no voy a entrar en detalles accesorios ahora) son los que nos dan la tónica correcta. Ellos que han vivido (o que no lo han hecho lo suficiente) son, precisamente, quienes más valoran la vida; unos por experiencia propia otros por la carencia de ella. Sea como fuere, la enseñanza es la misma: hay que vivir ahora, luego siempre es tarde.

    Un abrazo.

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Lire dit-elle

Lire, Aimer Faire Lire, Enseigner...

Crónicas de ave

Del mundo siempre me he tenido a mí misma.

pidotiempo

un diario para escritores, un taller de escritura, un respiro poético; una excusa para salirse del apuro de vivir

Las princesas también friegan

Análisis y crítica cultural desde los feminismos y mucho más...

Garabatos y Ringorrangos

Blog de Germán Machado Lens

NO SOLO DUELEN LOS GOLPES -PROYECTO-

En este monólogo teatral, Pamela Palenciano propone, desde una experiencia de pareja en la que vivió maltrato, abuso y sometimiento al poder y la violencia de la masculinidad patriarcal, una mirada al tipo de relaciones que mantenemos en el marco del patriarcado, construyéndolas y padeciéndolas.

JazZ / Funk

Hablamos de todo aquello que nos inspira en la música

La Maleta de Max F.

Donde todo cabe...

Cuentos inacabados

Literatura y otras cosas

Las lecturas de Guillermo

Libros para todos y muchas cosas más

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

enalma fotografías

Reflejo de un instante de vida

Niala-Loisobleu

Les Planches courbes de Yves Bonnefoy Et si demeure Autre chose qu'un vent, un récif, une mer, Je sais que tu seras, même de nuit, L'ancre jetée, les pas titubant sur le sable, Et le bois qu'on rassemble, et l'étincelle Sous les branches mouillées, et, dans l'inquiète Attente de la flamme qui hésite, La première parole après le long silence, Le premier feu à prendre au bas du monde mort.

Un lugar en el viento

Un paraje donde pensar y sentir.

Gallego Rey

Blog Personal de Gallego Rey

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

A %d blogueros les gusta esto: