La niña que fui

Repaso las palabras que dejaste hace algunos meses colgadas en el buzón, me dolieron como mil aguijones de abejas furiosas. Al final qué caso tiene volver a insistir, si lo único que recibo a cambio es un trago amargo y un balde de agua helada cuando lo único que pretendía era prodigarte mi amor, ese que siempre te parece poca cosa, incluso alguna vez me dijiste que no tengo dignidad.

Ahora voy reconstruyendo todo aquello que por años daño mi autoestima y seguridad, ya no estoy dispuesta a dar un paso atrás tolerando violencia o agresiones en mi vida.

Sí, es verdad, he tenido malas experiencias  incluidas las que por naturaleza hubiera esperado que me prodigaran seguridad, algunas por el simple hecho de ser mujer o la favorita de papá.

A veces buscamos en el amor lo que es igual o nos recuerda lo conocido.

De niña la única persona que me hacía sentir realmente amada era mi padre, con los demás: maestras, maestros, tías, abuelos siempre jugué con un alto costo el papel de niña buena e inteligente, logrando a cambio su aceptación,  un cariño relativo, nunca completo  seguía presente ese vacío en medio del estómago.

El dolor mayor, bueno uno de los primeros, fue justo antes de salir a cantar un concierto y yo con apenas 17 años, mi padre me llamo puta, bueno no a mi sino a la ropa que vestía. Meses más tarde dejo de pagar el conservatorio no quería que su hija fuera cantante, todas ellas eran unas putas.  Siete años después me casé justo al terminar la facultad de una carrera de señoritas decentes pero que me aburría a mares, elegí para ello al que aparentaba ser totalmente lo opuesto a mi padre, un hombre tranquilo con un oficio modesto,  la venda en mis ojos no logro descifrar que había sido castrado por un padre violento, reproduciendo luego conmigo las violencias que vivió en casa.  Al mes de casados rompió el silencio revelando el pacto que tenía con mi padre y que fue condición para cederle mi mano: que me sacara de cantar.

Hoy puedo ver cómo una mala decisión pudo marcar y desviar contundentemente mi destino, adquirí otra nueva profesión, la optometría, sencilla y noble, además de la de madre. Pero volviendo al punto inicial sigues tocando mis heridas, veo en mi ombligo las cicatrices, las huellas, las marcas en mi piel.

Hoy avanzar es más difícil no puedo negarlo, mi edad, la economía, mis hijas incluso si desafino. Sin embargo, día a día me levanto y creo que hay algo mejor allá adelante, escucho toda la música que ahora tu no me envías, y mis nuevas lecturas las comento con las mujeres a las que les doy talleres o con mis compañeras de la maestría, ya llevo un semestre, estoy pensando muy seriamente estudiar después la licenciatura en psicología o por lo menos una especialidad en Terapia Gestald , he retomado las clases de guitarra, quiero empezar a componer, tal vez nunca llegue a ser famosa y mis mayores giras consistan en cantar en los pueblos cercanos, pero siempre con el corazón en la mano. Creo que todo ha valido la pena, solo espero no defraudar a la niña que un día fui y que aún vive en mí.

Un comentario

  1. saluti dall’Italia

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

Fundamentos del Arte II

Bachillerato de Artes. IES San Jerónimo. Blog de Ana Cob.

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

Narrativa Clásica XIX & XX

Libros sin gancho pero con letras

Convoy euforia

Otro blog de Luis Bugarini

Je pleure sans raison que je pourrais vous dire

« Je pleure sans raison que je pourrais vous dire, c'est comme une peine qui me traverse, il faut bien que quelqu'un pleure, c'est comme si c'était moi. » M. D.

Dialogando con Euterpe

Libros que inspiraron películas, films que se convirtieron en novelas, música acompañando la trama y composiciones inolvidables que la protagonizaron

Revista Cuestiones de Género

de la igualdad y la diferencia

Un cielo vispo di stelle

tentativi di prosa e di poesia

FRANZ

un navigatore cortese

almerighi

amArgine come sempre

Lire dit-elle

L'oreille du taureau à la fenêtre De la maison sauvage où le soleil blessé Un soleil intérieur de terre Tentures du réveil les parois de la chambre Ont vaincu le sommeil Paul Eluard

Crónicas de ave

Ser, en el mundo que habitamos.

pidotiempo

lecturas y escritura creativa

Las princesas también friegan

Análisis y crítica cultural desde los feminismos y mucho más...

Garabatos y Ringorrangos

Blog de Germán Machado Lens

Blue Funky Music

Grupo Musical Jazz / Funk. Hablamos de todo lo que nos inspira la música

La Maleta de Max F.

Donde todo cabe...

A %d blogueros les gusta esto: