Yo no canto por cantar

 

 

Déjame hablar, mordaza, una palabra

para decir adiós a lo que amo.

Huye la tierra, vuela como un pájaro.

Su fuga traza estelas redondas en el aire,

frescas huellas de aromas y señales de trinos.

Todo viaja en el viento, arrebatado.

 

¡Ay, quién fuera un pañuelo,

sólo un pañuelo blanco!

Rosario Castellanos

 

Mi cuerpo no aguantó más expresando en dolor los silencios, y es que callar es el peor de los suplicios, ahogar la voz y cancelarla, en mi vida el imperativo silencio paraliza el río interior de furia contenida.

Cuando era pequeña no podía expresar lo mucho que dolían algunos desplantes de mi madre, llevándome incluso a contener la respiración hasta que mis labios se tornaban azules, entonces ella acepto gustosa el consejo del pediatra quien le sugirió – dele una bofetada y verá cómo reacciona esa caprichosa.

Pasaron un par de años entonces debí ser considerada ante los actos vandálicos de mi hermana tres años menor, que se divertía rayando mis libros de texto y aunque imploré que la tierra me tragara antes que sufrir el escarnio de mi maestra y compañeros de escuela, tuve que dar lugar a un absurdo silencio.

Y cuando ese viejo lobo disfrazado de guitarrista abuso de mí siendo  yo aún menor de edad, tuve que tragar la culpa y escupir silencios.

Luego el silencio se volvió solemne, sellado por anillos de matrimonio, me volví de barro moldeado en manos del terrible don Juan de Cara Dura, si me atrevía a cuestionar o a opinar por un instante, venía la frase que aún hoy hace que hiervan mis venas: -Cállate .

Entonces decidí sacudir mis alas alentada por un pequeño ruiseñor, que sabiéndose amo de los cantos le molestaba mi pequeña voz.   Yo lo admiraba, entonces no sabía que su corazón era un frío destructor de sueños.

Ahora en confinamiento cuando pareciera que soy dueña de mis horas volví a guardar silencio, fiel a no sé qué contrato autoimpuesto , me miro y postrada en el dolor de noches y días sin descanso descubro a la Beatriz ardiendo en los infiernos por la necedad de querer ser amada en un desértico silencio.

El abrazo a mi pequeña niña me salva y entiendo que yo no canto por cantar  sino porque es mejor cantar que morir en el silencio.

 

2 comentarios

  1. Shira, la vida está hecha de silencios semejantes a los que has vivido y todos tenemos una lista larga, me encanta tu sinceridad, tu forma de decir grandes verdades. Siempre es un placer leerte, amiga. Son muchas las caretas que nos rodean, las mascarillas que nos sangran, como también son muchas las sonrisas falsas, la vida nos enseña quien es quien, no lo dudes. La canción, preciosa. Un beso fuerte y siempre mi amistad y cariño.

    1. Gracias Julie por tus palabras, nos han enseñado muchas veces a callar y a ser tiernas y amorosas, pero la ira también es una emoción que debemos dejar salir, reconociendo a quienes nos han lastimado con toda impunidad, hoy me estoy dedicando a mi jardín a sacar esas malas hierbas que envenenan y plantar yerbas de olor que alivian y aderezan. Abrazos Querida.

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

Fundamentos del Arte II

Bachillerato de Artes. IES San Jerónimo. Blog de Ana Cob.

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

Narrativa Clásica XIX & XX

Libros sin gancho pero con letras

Convoy euforia

Otro blog de Luis Bugarini

Je pleure sans raison que je pourrais vous dire

« Je pleure sans raison que je pourrais vous dire, c'est comme une peine qui me traverse, il faut bien que quelqu'un pleure, c'est comme si c'était moi. » M. D.

Dialogando con Euterpe

Libros que inspiraron películas, films que se convirtieron en novelas, música acompañando la trama y composiciones inolvidables que la protagonizaron

Revista Cuestiones de Género

de la igualdad y la diferencia

Un cielo vispo di stelle

tentativi di prosa e di poesia

Ettore Massarese

un navigatore cortese

almerighi

amArgine come sempre

Lire dit-elle

L'oreille du taureau à la fenêtre De la maison sauvage où le soleil blessé Un soleil intérieur de terre Tentures du réveil les parois de la chambre Ont vaincu le sommeil Paul Eluard

Crónicas de ave

Ser, en el mundo que habitamos.

pidotiempo

lecturas y escritura creativa

Las princesas también friegan

Análisis y crítica cultural desde los feminismos y mucho más...

Garabatos y Ringorrangos

Blog de Germán Machado Lens

Blue Funky Music

Grupo Musical Jazz / Funk. Hablamos de todo lo que nos inspira la música

La Maleta de Max F.

Donde todo cabe...

A %d blogueros les gusta esto: