La Campana de Cristal

 

Da pena verlo así, en menos de seis meses consumido por el sinsentido, desfragmentando sus pensamientos y emociones, escuchando sonidos e imaginando grandes proyectos, en los que él es el centro, duele, duele bastante, aunque no era mi favorito, siempre escondía la rivalidad marcada por mi llegada, el ser desplazado, uno de sus primeros dolores, no sé si ese rechazo de mi padre o el de mi mamá cuando le aseguro a las enfermeras que prefería una niña. No era mi favorito, sin embargo, me acompaño a la gran cuidad sirviendo de chaperón cuando me entro el sueño de cantar y salió a buscarme de madrugada cuando se me ocurrió una nueva rutina de ejercicio en mi faceta anoréxica al salír a correr de madrugada.

Creo que uno de sus grandes pecados, tal vez herencia familiar, fue amar demasiado a quien no lo merecía, en eso nos parecemos, en dar a manos llenas sin esperar nada o casi nada a cambio, para recibir sólo unas cuantas migajas de sus hijos que ahora no les importa verlo roto, descocido, sin empleo con sueños acumulados en el bolsillo del pantalón. Soñando que un día su ex esposa regresará con él pese a los años separados, todavía añora dormir a su lado.

Mi madre ya es una anciana, no sabe cómo manejarlo, mi hermana perdió la brújula desde pequeña, intenta sortear la situación y no  ha encontrado el norte.  Yo ahora estoy en medio de una mudanza con un nuevo empleo, con el alma triste y conmovida ante su fragilidad.  Ver que su cerebro se desmorona como un castillo de arena dejando desdibujado el hombre fuerte y carismático que soñaba con dar lo mejor. No sé qué será de él mañana, es difícil lidiar con su necedad, con su narcisismo, pero  duele, duele verlo sumido en sueños que ya no podrá realizar, negando y escapando por esa puerta en la que cerro las ventanas al dolor para echar a volar la imaginación.

 

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

words and music and stories

Let's recollect our emotions in tranquillity

Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

Fundamentos del Arte II

Bachillerato de Artes. Blog de Ana Cob.

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

Narrativa Clásica XIX & XX

Libros sin gancho pero con letras

Convoy euforia

Otro blog de Luis Bugarini

Je pleure sans raison que je pourrais vous dire

« Je pleure sans raison que je pourrais vous dire, c'est comme une peine qui me traverse, il faut bien que quelqu'un pleure, c'est comme si c'était moi. » M. D.

Dialogando con Euterpe

Libros que inspiraron películas, films que se convirtieron en novelas, música acompañando la trama y composiciones inolvidables que la protagonizaron

Revista Cuestiones de Género

de la igualdad y la diferencia

Un cielo vispo di stelle

tentativi di prosa e di poesia

Ettore Massarese

un navigatore cortese

almerighi

amArgine come sempre

Lire dit-elle

L'oreille du taureau à la fenêtre De la maison sauvage où le soleil blessé Un soleil intérieur de terre Tentures du réveil les parois de la chambre Ont vaincu le sommeil Paul Eluard

Crónicas de ave

Ser, en el mundo que habitamos.

Las princesas también friegan

Análisis y crítica cultural desde los feminismos y mucho más...

Garabatos y Ringorrangos

Blog de Germán Machado Lens

A %d blogueros les gusta esto: