El silencio mortal

 

En mi país matan a las mujeres. En tiempos precolombinos las mujeres eran sacrificadas en honor a la diosa madre Xilonen, se les decapitaba mientras bailaban y luego eran degolladas, se les extraía el corazón , que era quemado, un guerrero  tenía el honor de llevar la piel de la sacrificada que la convertía en Diosa.

Hoy nos siguen matando, porque nuestros cuerpos siguen siendo mercancía de cambio, porque la impunidad y la omisión impera en los juzgados, ministerios públicos y fiscalías, porque las que nos atrevemos a denunciar somos re victimizadas, justificando la hora, la manera de vestir o la profesión como la principal causa de nuestra desgracia. Porque las instituciones protegen a los delincuentes y el silencio es cómplice.

En mi ciudad estamos de luto, las mujeres tenemos miedo, pero también mucha rabia de no poder creer que el padre, esposo, amante o amigo se vuelva asesino y que las autoridades juzguen con tibieza esos hechos deleznables. Que en las redes sociales haya quien se atreva a decir que las mujeres somos las culpables, por salir de noche o por creer que el hogar, el sitio que debería ser el más seguro se convierta en la escena del crimen por hombres que ven a las mujeres como objetos de su propiedad y que son capaces de tomar, violar y desecharlas en cualquier baldío como bolsa de basura.

Me duelen las niñas que son sustraídas para convertirse en mercancía al servicio de la prostitución y de perversas mafias coludidas con el crimen organizado con apoyo de autoridades policiacas que se hacen de la vista gorda, me duelen las jovencitas que creen  que del otro lado del ordenador hay un hombre que las quiere y en lugar de eso se encuentran con un ladrón o un psicópata que es capaz de arrebatarles la vida una vez satisfechos sus deseos más perversos. Me duelen las madres que se duermen esperando a sus hijas que salieron para nunca más volver. 

Cada mujer muerta o desaparecida es un nuevo dolor, una nueva noche de insomnio, un grito silencioso que me obliga a seguir activa en colectivos, en redes de mujeres. No sé si mañana yo sea quien salga en la ficha de búsqueda o alguna de mis hijas, que se rompa y se queme todo, que se pinten las piedras y los edificios, las mujeres no regresamos.  Hoy la melodía es el silencio.

Bienvenidos comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

words and music and stories

Let's recollect our emotions in tranquillity

Anna Forés Miravalles

Per seguir somiant

Fundamentos del Arte II

Bachillerato de Artes. Blog de Ana Cob.

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

Narrativa Clásica XIX & XX

Libros sin gancho pero con letras

Convoy euforia

Otro blog de Luis Bugarini

Je pleure sans raison que je pourrais vous dire

« Je pleure sans raison que je pourrais vous dire, c'est comme une peine qui me traverse, il faut bien que quelqu'un pleure, c'est comme si c'était moi. » M. D.

Dialogando con Euterpe

Libros que inspiraron películas, films que se convirtieron en novelas, música acompañando la trama y composiciones inolvidables que la protagonizaron

Revista Cuestiones de Género

de la igualdad y la diferencia

Un cielo vispo di stelle

tentativi di prosa e di poesia

Ettore Massarese

un navigatore cortese

almerighi

amArgine come sempre

Lire dit-elle

L'oreille du taureau à la fenêtre De la maison sauvage où le soleil blessé Un soleil intérieur de terre Tentures du réveil les parois de la chambre Ont vaincu le sommeil Paul Eluard

Crónicas de ave

Ser, en el mundo que habitamos.

Las princesas también friegan

Análisis y crítica cultural desde los feminismos y mucho más...

Garabatos y Ringorrangos

Blog de Germán Machado Lens

A %d blogueros les gusta esto: